Seis microrrelatos de bolsillo

about00

Tatsuya, Tanaka (2013). ‘Miniature life’ http://miniature-calendar.com/about/

La biblioteca del abuelo
Al apoyar los dedos sobre la perilla, un escalofrío le corrió del cuello al espinazo. Cuando entró en la habitación se sintió sumido por el negro vacío mientras escuchaba el rechinido de la puerta cerrarse tras de él. El frío seco le Sigue leyendo

Anuncios

Tres cuentos (reales) de amor

1d8c1-1blxr06nshjqgrc2ezaogma

Te recuerdo

Tú le eres a la cordillera, al volcán, a la lírica, pero no a mí. Me perdería en tu mirada de obsidiana y descarnaría tus labios hasta quebrarte el alma, me fundiría completa en tu aroma de canela, me daría a ti, a tu recuerdo, a tu

Sigue leyendo

Resaca

IMG_2653

Si acaso logré dormir tres minutos mientras recargaba mi frente en la pared de la regadera fue suerte. El agua golpeteaba mi espalda y un par de gotas resbalaban por mis párpados hinchados, tenía los labios resecos y un terrible aliento con olor a tabaco.

A diferencia de otros días, hoy Sigue leyendo

Cuando te escriba esta carta

Al abrir los ojos sabré que estoy decidida, que correré a verte, que no podré más.

Recordaré la misiva, te habrá de llegar muy pronto. Saldré de casa y recorreré la ciudad para buscar los recuerdos que quiero llevarte, los que sé que tú extrañas. Regresaré en la tarde y prepararé la valija con lo poco que dejaste, lo tuyo y lo mío, la colocaré entonces lista al lado de la puerta; dormiré Sigue leyendo

Rebobinar.

El Principito, dijo después de que le interrumpí.

CaptureAdopté la maña de meter la mirada en los libros de los extraños en el metro, como una carroñera de textos, buscando en los encabezados en qué historias se sumergen esos ojos, aunque nunca me había atrevido a preguntar.

Pero este joven se reía y conmovía por la lectura, hacía irresistible querer saber.

El Principito es mi libro favorito, dije. Y lo demás sucedió en automático.

Pasaron los años, los viajes y las promesas. Dejamos que el mundo nos pervirtiera y se acabó la fe, se acabó el amor, quizá, subestimé su capacidad de crueldad.

El Principito, dijo después de que le interrumpí.

Meh, un libro para niños, mentí, me fui.