La sinopsis vespertina

Sé que me escuchas del otro lado de la puerta, que estas recostada en la cama con la luz apagada y la mirada perdida en alguna de tus paredes lisas. Está bien, no contestes, pero escúchame: Lamento tu existencia; no la que te fue otorgada por naturaleza sino la que construiste para ti.

Por mi parte, tengo la consciencia limpia y no me arrepiento, recibí puños sobre moretes sin dar golpes bajos, lo hice por ti.

Pero tú… ¿Cómo pudiste hacerme esto? Dejarme a merced de quienes creen tan poco de mí, basar tu sistema de creencias en prácticas obsoletas, pensar que podrías reparar algo. Estás muerta, estás jodida, lo escuchaste salir de sus labios, no quedan esperanzas para alguien como tú.

Anuncios

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s