Letras ahogadas.

Es más fácil tener un diario que un blog, no hay duda, pero yo tengo ambos. Ellos son como una mascota, los tienes que alimentar con tu cerebro y juventud, debes cuidarlos para que se vean bonitos y requieren de mucha atención; pero la diferencia entre ellos radica en la responsabilidad que cada uno te genera.

El diario

El mío es un cuaderno de pasta dura hecho a

mano, sus hojas son gruesas, rugosas y muy agradables al tacto, está decorado con franjas de colores y tiene un listón azul como separador. Me encanta y huele rico.

¿Me genera responsabilidad ante ustedes? No, en él puedo escribir desde lo más banal hasta lo más íntimo y vulgar sin ningún tipo de repercusión, se presta a mis ruidos y desinhibiciones sin regaño ni desepción, sus páginas se mojan con mis lágrimas y atienden mis rabietas sin dar consuelo, ofrece un espacio en blanco para la evaluación de mi existencia aunque no da respuestas.

Un diario es el mejor compañero en un viaje, porque ayuda a preservar —aunque sea un poquito— lo pasajero, y todo en esta vida lo es.

El blog

Esta es la historia de mi espacio:

La ciencia de la lluvia fue muerto con solo tres años de vida en marzo del 2012 para dar a luz a Le Bleu, que aún existe pero está olvidado en Blogger, de donde nació Azul en Tumblr, que después se cambió a WordPress porque era más amigable y que existe a la par de una cuenta en Medium. Uff.

Pero, ¿Por qué uso WordPress? Fácil, por las estadísticas y la comunidad.

Stats ag-13Esta plataforma me indica cuántas personas entran por día a Azul, así como la cantidad de visitas totales por país; sin embargo, estos números no son tan exactos como para saber a qué hora fueron vistas determinadas entradas o qué sitios son más populares en determinada locación.

Así me doy cuenta que las entradas son más vistas que los likes que reciben en Facebook, pero no se asusten, no puedo saber exactamente quién vio qué.

Y la comunidad permite ponerle etiquetas a los escritos, esto funciona igual que un hashtag y así es más fácil encontrar nuevos blogs, así como que te encuentren a ti.

UniversoPero el blog genera más responsabilidad porque es público, lleva incrustado tu nombre y dice más de ti de lo que podrías imaginar…

Rara vez combino mi diario con Azul, solamente lo he hecho en dos ocasiones: Gota de rocío y Naranja dulce. Si publicara abstolutamente todo, creerían que soy mala persona.

Anuncios

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s