Ten piedad, mátame

Mis demoniosssDespués de la barbarie sentimental en la que me vi inmiscuida en octubre del año pasado, me aferre como una sanguijuela a todo aquello que me diera familiaridad. Pasada la época de frugal apetito y piel amarillenta y roída por mi ansiedad, descubrí mis demonios, eso que mundana y ordinariamente vociferaba como “YOLO”; detrás de cada uno de ellos había un “sufro, pero intento que no me importe”, hasta que un día sí dejó de importar. Pero volví y mis circunstancias cambiaron, ahora los tengo cautivos en mi conciencia, donde la mayoría de ellos son filtrados.

La verdad es que mis trabas para evitar imprudencias han disminuido. A veces parezco pura ternura, pero soy pura irreverencia. Y pensar que gracias a Pandora y a Eva todos los dolores tienen lugar, pero bueno, al menos no se quedaron con la duda. Misóginos, misóginos everywhere. Aunque yo también habría descubierto la caja y probado el fruto prohibido, lo peligroso es emocionante. Whoops, se me salió un demonio. frutoprohibido

Curioso cómo culpamos a terceros por nuestras penas y fracasos. Parece ser más sencillo llegar tarde porque no salía agua caliente de la ducha, darle doscientos pesos al policía para que se haga de la vista gorda, pedirle al profesor que cambie el examen, o jugar Candy Crush en el congreso. Meh.

Hace algunos días me topé físicamente con un “recuerdo” en el boulevard, saliendo del trabajo; me quedé ahí en la esquina, petrificada, parada como idiota. Apreté con fuerza la mandíbula, una gota de sudor frío nació de mi frente y se resbaló por el costado hasta mi mejilla. “No puede ser él”, pensé, cuando una fuerza extracorpórea me hizo verme del otro lado de la avenida, con la mirada desorbitada y las nubes y los autos pasando rápidamente por sus rutas. “Basta, tienes miles de pendientes aún”.

Con 29°C de día sobre la cabeza y mis ojos desbordándose de memorias, seguí mi camino torpe a la universidad. Un auto color arena se pasó en rojo y casi me atropella, alcanzó a dejarme un morete en la pierna. “¡Fíjate, pendejo!”, y a seguir caminando, que llegaba tarde a la junta.

marA veces mi cerebro es increíble para unir puntos, lo hace en automático, sin pedir permiso. De un momento a otro me encontré sobre la cama con la mirada al techo. “A los 11 gané el concurso de oratoria, declamación y dibujo, y jugaba en el equipo de fútbol —pensé—, ¿En qué momento me perdí? ¿Cuándo dejé que el mundo me pervirtiera?”. Antes de ponerme a pensar en más estupideces, cambié el colchón por arena y la sombra por sol. Tal vez aún soy algo inocente, no estoy tan “maleada” como para entender por qué la gente lastima a los demás, quizá por eso cometí la imprudencia de pensar que por fin tendría el enfrentamiento que tanto he esperado. No entiendo por qué es más fácil alargar mi tristeza que matarme de tajo, que dejar de ser un cobarde.

Tengo un “no sé qué” que de alguna forma pensé daría alivio. Algo que un ente incauto, desparpajado, zafio e idiota nos está arrebatando. Aunque no hay mal que dure cien años, bien merecido nos lo tenemos; lo único que queda es caminar erguidos, con los puños cerrados y una actitud valemadrista que nos salvará los hígados y las vesículas. Acuérdate que sin hígado no podemos tomar deliciosas rudas.

lasfloresPero, en fin, no importa, porque en mi mente —además de mis demonios— y corazón estás tú, están Las Flores. En mi huida perdí muchas hojas y personas de mi calendario, pero lo que obtuve a cambio es invaluable. Mientras, acá seguiré levantándome todos los días, mirando el mar por la ventana, viajando a Tijuana para trabajar y estudiar, restándole 6 años a mis recuerdos y sumándole 4 horas a mi reloj, porque soy fuerte, porque YOLO.

Mi Tijuana se quedó suspendida una tarde de agosto en la terminal 1 del aeropuerto de la Ciudad de México.

Anuncios

Un comentario en “Ten piedad, mátame

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s