Regresará alguien más.

No creerías lo mucho que puedes cambiar en solo cuatro meses. Al menos yo cambié, lo encontré sin querer. Qué más da.

Llegué a Santiago con un panorama muy diferente, con planes trazados que la Rosie “fome” y cuadrada (que a veces soy) siempre dibuja. Sí, tuve miedo, pero mi primer duelo no era nada comparado con lo que venía después.

Bien, es cierto, me rompieron el corazón a miles de kilómetros de todo lo que siempre había amado. Es liberador escribirlo. Me quebraron tan mal, tan profundo, que todas las piezas que alguna vez armé, se perdieron, se mezclaron con mi mar, el que no podía ver. Me quebraron tan mal, que dudé de todas mis decisiones, que tuve que aprender a pulso el verdadero significado de la soledad, en la ciudad bordeada de tréboles, donde la gente que amaba, no estaba.

Habría querido estar en mi hogar, remojar mis pies en las olas y descansar la mirada en el atardecer. Habría querido un alma amiga que abrazara mi pena, que calmara mi dolor en medio de esa soledad tan cruel, donde mi voz no tenía eco. Pero no fue así.

Uno de los tantos días que me he extraviado por el centro vi mi realidad: Estaba yo caminando por donde los árboles de hojas moradas, libre de toda atadura, de todo pasado, libre de hacer el ridículo. Es esto lo que tengo para ofrecerle al mundo, y me di cuenta hasta ahora… Que claro que existe el amor, pero las personas son completas, no van en medias partes.

No quiero volver ahora. No porque no te quiera, bonita, sino porque ya no tengo lugar en ti. Tijuana, aunque el mundo te pierda la fe, mi amor estará en tus besos de mar, mi esperanza en lo azul de tu cielo, y en mis lágrimas vivirán siempre cada uno de tus hijos. Mi toda favorita, mi hogar. Quien se fue de ti ya no existe, porque cuando unos te abandonan por lo excitante de lo nuevo, otros te dejan por la nostalgia de lo viejo.

No tengo pena, todo lo contrario, soy genuinamente feliz, por eso ahora puedo escribir estas letras sin derramar ni una sola gota de mi alma. Ya me liberé de lo más difícil.

image

¿Cachai como eh’tá la weá?

Anuncios

2 comentarios en “Regresará alguien más.

  1. Pingback: Mi tía Juana. | Azul.

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s