Eight days a week.

Creo que nunca escucharé mi canción. Ya no la quiero…

Aquí estoy otra vez, lejos, cansada, mirando el reloj, creyendo tontamente que vendrás. Me siento sola, pequeña, estúpida y sin importancia.

Algunas cosas no se pueden cambiar, en otras me puedo mover, también hay en las que no sé cómo ser asertiva y, por supuesto, en las que quisiera, pero no puedo, no debo, intervenir.

Aclaro que yo también tengo mis cartas y estrategias, que desde un principio dejé clara mi posición, pero eso no importa, ya veo que como siempre, no es relevante.

Quisiera no amarte tanto, que tu indiferencia no me pesara, que supiera que hacer, o pensar, o esperar…

Desearía verte, abrazarte y decirte cuánto te he extrañado todos estos días, pero en esta ocasión, no quiero ser yo quien tenga que dejar su orgullo de lado, a veces no quisiera ser la Rosie de la relación.

Bueno, byeps.

Anuncios

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s